¿Cuánto cobra un consultor político?

exchanging money

Por: Daniel Eskibel

Toda campaña electoral (grande, mediana o pequeña) necesita armar su presupuesto con cierta anticipación. En algún momento de dicho proceso surge la importancia de contratar un consultor político. Y de inmediato la pregunta: ¿cuánto cobra? ¿Cuales son los valores promedios? ¿Dentro de qué márgenes económicos debe pensarse esta contratación?

Bien. Vayamos a Google. Busquemos “consultor político”. El buscador nos devuelve 73.500 resultados. Setenta y tres mil quinientos resultados de “consultor político”. Ok, sigamos adelante. Busquemos ahora, también en Google, “cuánto cobra un consultor político”. La cantidad de resultados es 0. Cero. Ni un solo resultado.

De manera que la pregunta sigue en pie: ¿cuánto cobra un consultor político?

El consultor político es un profesional independiente. Lo que cobra varía en función del consultor mismo y de diversos aspectos del mercado. Y puede variar mucho, pero de todos modos lo que buscamos en este artículo son puntos de referencia para quienes están presupuestando su campaña electoral. Criterios, rangos, modos de abordar y pensar el tema para luego tomar mejores decisiones.

Un consultor político internacional reconocido puede cobrar, por ejemplo, unos U$S 300.000 (trescientos mil dólares americanos) por una campaña electoral. Mientras tanto un consultor, también reconocido pero a nivel nacional, puede cobrar U$S 100.000 (cien mil dólares americanos). Estas cifras surgen de un estudio serio e independiente realizado en la Argentina luego de las elecciones presidenciales de 2007 (la investigación sobre presupuestos de campaña fue realizada por la Fundación Poder Ciudadano y por la Fundación Friedrich Ebert).

Como es obvio son cifras relativas a campañas presidenciales importantes, ambiciosas y que cuentan con buenos recursos. Y también es claro que siempre hay profesionales que cobran por encima y profesionales que cobran por debajo de los promedios.

También es cierto que muchas campañas electorales no pueden pagar esas cifras debido a las limitaciones de su propio presupuesto de campaña.

El presupuesto de una campaña electoral

La estructura de un presupuesto de campaña electoral tiene, en lo que a gastos se refiere, tres grandes ítems:

  1. La inversión en publicidad (televisión, vía pública, radio, internet, prensa, folletería, etc)
  2. La inversión en logística (transporte, locales, papelería, equipamiento, comunicaciones y todos los gastos de funcionamiento)
  3. La inversión en especialistas (consultores políticos, encuestas, asesores en diversas áreas)

¿Cómo distribuir el presupuesto entre estos 3 sectores? Lo más recomendable, como hoja de ruta, es manejarse aproximadamente con los siguientes porcentajes:

  • Un 60 % del presupuesto para publicidad
  • Un 30 % para logística
  • Un 10 % para especialistas

Con flexibilidad, claro. Y atendiendo a las especificidades locales y de la propia campaña. Pero con una aproximación a esos porcentajes como guía para una campaña efectiva.

Acá hay entonces un criterio orientador para cualquier campaña. Debe estimar su presupuesto total de gastos y luego calcular alrededor del 10 % para honorarios de especialistas. De aquí surgirá lo que podrá pagarle, razonablemente, a un consultor político.

Otros formatos de contrato con el consultor político

Lo anterior rige para el consultor que trabaja durante toda la campaña electoral, pero además existen otros formatos de trabajo y contratación.

En este sentido pueden destacarse especialmente 2 formatos:

  1. El contrato de una hora de consultoría, ya sea por una única vez o en varias oportunidades a lo largo de cierto tiempo.
  2. El contrato de un trabajo de consultoría específico, de tiempos y objetivos limitados.

La consulta por hora es un excelente recurso para pequeñas campañas. Aún si el costo horario es elevado, pero de todos modos es una inversión que se hace una sola vez (o unas pocas veces en algún caso). Entonces su peso en el presupuesto será de todos modos menor.

Y rinde, da resultados. Una hora de orientación por parte de un consultor político serio puede ser una gran ayuda y agregar un valor muy importante a la campaña electoral próxima o en desarrollo.

El otro formato, el de tiempos y objetivos limitados, es una opción para campañas de mediano porte. O para campañas grandes que ya tienen su consultor político principal pero necesitan un especialista en determinada área en especial. Y lo necesitan en un determinado tiempo y no para toda la campaña.

En estos 2 formatos de contratación del consultor político hay todavía menos información disponible. Por lo general hay que contactar al consultor, confirmar si trabaja con estas modalidades y luego analizar lo que cobra. En mi caso, prefiero publicar en mi sitio web lo que cobro por mis servicios como consultor político en estos formatos.

Lo pueden ver en http://www.psicociudad.com/p/consultor-politico.html

¿Por qué lo publico? Por una cuestión pragmática: cualquier candidato o equipo de campaña puede ver rápidamente qué hago y cuánto cobro. Y sobre esa base puede decidir con la velocidad que necesitan las campañas.

¿Cuánto cobra un consultor político?

Vuelvo a la pregunta inicial: ¿cuánto cobra un consultor político? Las respuestas, como vemos, son diversas. Pero lo más importante tal vez no sea esa pregunta sino ver el tema desde la perspectiva de cada campaña electoral. Ponerse en el lugar del candidato o del equipo de campaña. Y pensar desde allí.

Entonces lo más importante es para qué se necesita un consultor político, durante qué tiempo y dentro de cuales márgenes presupuestales.

Esa es la cuestión.

Fuente: Blog Maquiavelo y Freud