Trolling: El poder siempre está del lado del político

Por: Esteban Pagano

Cualquiera que maneje redes sociales propias o ajenas se habrá topado con uno de estos seres cuyo máximo valor parece no ser otro que crear caos y hacemos enojar hasta perder los estribos.

Muchos creen que los  trolls son solo  bromistas pero hay muchas veces, son profesionales organizados para generar un efecto en la opinión pública.

Los trolls muchas veces son parte de campañas orquestadas junto con personas que manejan múltiples cuentas en varias redes sociales, coordinados con influencers y hackers de sombrero negro, que se dedican apoyar o atacar a ciertas personas.

Sus targuets son muy específicos y no es que simplemente dicen cualquier cosa insultante sinónimo que hacen “analítical trolling” estudian a sus víctimas hasta que las conocen muy bien, aprenden cómo piensan, estudian su historia, buscando toda la información que puedan generando bases de conocimiento sobre su objetivo y así saben dónde atacar y también cómo se hace con las campañas convencionales de medios usan herramientas para medir el impacto de sus campañas.

Por lo general utilizan varias cuentas para que no sea una sola voz en contra sino que buscan el efecto de Opinión Pública, y no importa que alguien legítimo plasme una opinión sensata ya que habrá Miles de otras voces que la callarán.

Utilizan  muchas tácticas: Una es discutir entre sí, pueden hacerse pasar por alguien que apoya a un cierto candidato y así decir cosas sobre ese candidato como que “Roba pero hace las cosas bien” instalando mentiras, que luego son utilizadas por ellos mismos para atacar al candidato “Si roba tendría que ir a la  cárcel”.

Estas organizaciones pueden trabajar entre sí para cubrir varios medios y de esta manera lograr una cobertura mucho más profunda y en este caso adaptan su retórica al público del medio en cuestión si generan la suficiente cantidad de datos lo más probable es que cuando leamos un post o un comentario sea el de un troll.

Su efecto es más grande cuanto más se viraliza y es aún más grande cuando estás campañas llegan los medios masivos de comunicación, los medios digamos oficiales los medios de prensa más tradicionales que muchas veces caen en manos de las campañas de los trolls.

Nunca subestimemos a los trolls, recordemos que nada menos que anonymous nace trolleando.

En definitiva los Trolls buscan un objetivo en positivo, al atacar una posición se busca fortalecer la posición contrapuesta, aunque el peligro siempre está que surja una tercera posición que aproveche la coyuntura.

¿Porque son tan efectivos?

Se suele decir que los trolls son efectivos porque “escudan su voz” en el anonimato, claro que es una razón de peso, pero lo  más importante para las cuentas oficiales es que, son potencialmente ciudadanos a los que no se les puede negar la voz y bloquear a miles de opiniones es más peligroso que dejarlas.

También se escudan en el hecho que la gran mayoría de los usuarios legítimos  no revisa las cuentas originales ni chequean los datos en la era Post Verdad.

El contraataque es mejor que el ataque, la retórica del pero puede ser infinita ya que como troll cuando te quedas sin argumentos podes volver al original con un pequeño cambio y así generar una discusión infinita.

Si son buenos en lo que hacen son prácticamente indetectables, pueden usar métodos como el Phishing o suplantación de identidad,  o robar cuentas genuinas y postear desde ellas .

¿Cómo se puede contrarrestar a un troll?

Lo último que debemos hacer es entrar en juego, cuando nos entramos en conversación con un troll  desde una cuenta oficial perdimos, porque ellos no tienen nada que perder más que su tiempo y nosotros lo tenemos todo. En este caso lo ideal sería exponerlos pero hemos dicho que muchas veces es difícil detectarlos lo que nunca debemos hacer es darle de comer al troll lo que sí se llama “Don’t feed the troll”.

Hay que conocerlos y reconocerlos saber cómo piensa en sus objetivos, exponerlos parecería ser la herramienta más adecuada pero no olvidemos que si su retórica es buena el enfrentamiento siempre va a ser ventajoso para ellos.

La actitud moderadora y comprensiva hacia las diferencia puede ser mucho más efectiva.

Otras herramienta para cuando detectamos o sospechamos de un troll es simplemente postear un artículo que hable sobre los trolls de esta manera no estás atacando a ningún usuario en especial pero estás diciendo al troll que sabes que está ahí y tratando de despertar el pensamiento crítico en tus lectores.

Cuando la plataforma no es propia por ejemplo detectamos ataques en un diario no oficial en ese caso podríamos responder de una cuenta personal pero nunca debemos responder de la cuenta oficial en un medio de otro ya que estaríamos metiéndonos en una discusión en un medio que no tenemos control y estaríamos alimentando a un troll en un medio en el que no podemos moderar, en todo caso hay que usar la misma actitud conciliadora que en cualquier red.

Las denuncias a los medios no suelen servir de mucho contra un troll profesional que sabe lo que hace.

TrollBots

Los trolls no son sólo personas, hay cada vez más BOTS (programas automatizados inteligentes) que están dedicados al trolling.

Es una cara oscura de la Inteligencia artificial,  estos programas son alimentados con la información que necesitan y tiene mucho más capacidad de trolling que una persona tanto que se han llegado a detectar versiones del mismo programa trolleandose entre sí.

Los mejores BOTS tienen la capacidad de generar cuentas automáticas salteando las verificaciones tipo Captcha mediante reconocimiento óptico y generar históricas durante bastante tiempo para que las cuentas desde donde atacan sean lo suficientemente creíbles.

Algunas conclusiones finales

Las personas acostumbradas a tener una cuota de poder no entienden muchas veces que las reglas de internet son distintas. El poder siempre está del lado del troll, por una simple razón, él no tiene nada que perder ya que son aves fenix, si son detectados simplemente crean más cuentas, y el funcionario tiene una sola vida y si pierde el costo es mucho más caro.

Lo mejor de escribir estas líneas es que el lector que llegue al final se preguntará si este artículo está escrito en base a una concienzuda investigación o si el autor en sí es un astuto troll que solo quiere hacerlos perder su tiempo.

La respuesta la tendrán en el próximo capítulo sobre el trolling en la última campaña electoral de algún país por parte de alguna superpotencia para ayudar a algún candidato.

Fuente: Política Comunicada

 

  • Francisco Javier

    Este articulo le faltó calidad,

    La verdad que la mayoría del texto son suposiciones o cómo el autor se imagina que son esas prácticas.

    El “TrollBot” es algo muy bueno como para una película de ficción.