10 consejos para un político en redes sociales

Por: Diego Mota

Hace varios años se me encomendó introducir en redes sociales a un senador, un hombre joven, con mucho potencial en este espacio.

El se negaba rotundamente, su argumento era que no quería exponer su intimidad, como creía que hacían los otros políticos.

Esto me marcó ya que hubo que hacer una serie de contra argumentos a todos los mitos que él tenía sobre las redes sociales, luego de convencerlo de que  controlaría el contenido y no tendría que exponer su intimidad más allá de lo que el mismo decidiera, logramos que cambiara de opinión.

Para este tipo de casos y para cualquier político que se esté iniciando o quiera mejorar en redes sociales es que escribo este artículo. En estos años en los que he trabajado con políticos y redes sociales he acumulado y recolectado dudas recurrentes, así como consejos prácticos, de ahí es que aquí les dejo diez consejos para un político en redes sociales.

1-    Estrategia y marco de acción

La comunicación política en redes sociales debe obedecer a una estrategia, por lo tanto debe responder a objetivos que pueden ser de redes sociales, como por ejemplo lograr equis número de seguidores, o bien objetivos en general, como por ejemplo que se asocie al político en cuestión con temas económicos o de seguridad, etc.

El equipo de técnicos y asistentes que trabajarán con el político deben tener bien claros estos conceptos antes de comenzar cualquier tipo de comunicación pública.

2-    Proyección del “político modelo”

Parafraseando a Umberto Eco cuando se refiere al “autor modelo”, es que he llamado al siguiente concepto el “político modelo”.

A lo que me refiero con esto es a tener presente quién queremos ser en la percepción de la gente y que actuemos en consecuencia.

Por ejemplo, si queremos ser percibidos como una persona muy humana que se preocupa por temas sociales, debemos hablar sobre estos temas más que sobre los otros, volverlos nuestras causas y mostrarnos trabajando en ellos.

Así nuestro “político modelo” es la personalidad prediseñada que mostraremos en redes sociales para lograr nuestros objetivos.

Está demás decir que este “político modelo” es la proyección de la personalidad real del político, simplemente se trabaja en ella de forma profesional para comunicar de mejor manera, de nada sirve mentir y generar un “político modelo” que no se corresponda con el accionar real de la persona.

3-    ¿Qué redes utilizar?

Las redes sociales son como “lugares” una feria por ejemplo o un parque, hay determinado tipo de personas que concurren a esos sitios y hay otras personas que van a otros, si queremos alcanzar a todos debemos ir a todas las ferias, plazas y parques con propuestas diferentes ya que las personas que ahí concurren tienen gustos, inquietudes y formas de expresarse diferentes, en algunos lugares habrá jóvenes, en otros adultos mayores, etc. Es así como, si queremos ser eficaces en nuestra comunicación debemos generar contenidos diferentes para medios diferentes ya que nos dirigimos a públicos diferentes y esto es una gran ventaja si lo hacemos bien, pero no es obligación estar en todas las redes sociales y siempre es mejor no estar que estar y no generar contenidos o comunicarse equivocadamente. Así que depende de a quien se le quiera llegar y con qué tipo de mensaje para saber qué red utilizaremos.

4-    ¿Cuándo hablar y  qué decir?

Esto está un poco asociado a los puntos anteriores, el radio de acción del político tiene que estar, preferentemente, delimitado por los temas en los que se especializa y en los que quiere proyectarse con la gente, de la misma manera el tono de la comunicación.

Por otro lado, hay que tener en cuenta, cuando se hace un comentario o se inicia una discusión, las siguientes preguntas:

¿Es necesario que emita mi opinión?

¿Soy la persona idónea para defender esta postura?

¿Puede esperar hasta mañana mi comentario?

Haciéndonos estas tres preguntas evaluaremos la pertinencia, expertís y urgencia  de la opinión.

5-    Diálogo

Las redes sociales deben servir a mejorar la democracia, por tanto, hay que intentar dialogar con todo el mundo, con los afines, militantes y con los que opinan diferente.

Aunque resulte difícil de creer un buen dialogo con una persona que opina diferente hará bajar la tensión de las opiniones y generará mucho respeto, así como más seguidores.

6-    Escuchar, escuchar y escuchar

Lo bueno de las redes sociales es que podemos recibir las opiniones más diversas, si utilizamos estas herramientas correctamente podremos tomar nota sobre algunos temas que le interesan a la gente y entender algunas posturas, un servidor público siempre debe escuchar al pueblo y gracias a la tecnología hoy es más fácil hacerlo.

7-    Poder de síntesis

Expresarse de forma simple, concisa y que impacte bien en la gente no es tan sencillo pero si necesario. Siempre se puede ampliar la información o generar espacios de reflexión en otros sitios como blogs, webs o en charlas mano a mano.

8-    Propaganda política

Hay que tratar de no aburrir con propaganda política, slogans o panfletos.

La idea es producir contenido atractivo genuino y líquido que se pueda masificar y comentar fácilmente, esto no quiere decir que esté vacío de profundidad intelectual o ideología, por el contrario requiere un esfuerzo mayor para poder poner en temas cotidianos o temas interesantes para la gente nuestra opinión política.

9-    Crisis

En los momentos de crisis hay que evaluar cada paso, tomarse un segundo más de lo normal antes de comunicar, si cometemos errores provocaremos una bola de nieve.

No hay que ocultar la verdad ni tapar los hechos, por el contrario hay que asumir los errores, mostrar que ya se aprendió de ellos, que se está trabajando por enmendarlos y mejorar.

10-  Valor estadístico

Todas las estadísticas hay que saber leerlas, también en redes sociales, las redes nos proporcionan muchísima información pero hay que saber procesarla para añadirle valor estadístico y poder entender la opinión de la gente. Es un error muy común recibir muchos apoyos en algún comentario o posteo y por esto pensar que toda la sociedad está en nuestro favor, cuando la realidad es muy relativa en estos casos. En este y en todos los puntos anteriores un buen equipo de técnicos es el apoyo ideal para sacarle el mayor provecho a nuestra presencia en las redes sociales.

Fuente: Blog de Diego Mota