Políticos sin agenda y organizaciones sin representantes

Por José Manuel Urquijo

“En un mundo en el que los medios de comunicación establecen la agenda pública y dirigen el diálogo, aquellas cosas que los medios ignoran muy bien pudieran no existir”.- Leonard Pitt.

  1. A la Ciudad de México llegan diariamente alrededor de 5 millones de mexiquenses que se trasladan para trabajar, según cifras del Instituto de Políticas para el Transporte y el Desarrollo (ITDP).
  2. La organización Sonora Ciudadana A. C. busca que por ley todos los candidatos al momento de realizar su registro a un cargo de elección popular, estén obligados a entregar el listado de las promesas que lanzarán mientras dura el proceso comicial, la propuesta reformaría la Ley Electoral de Sonora.
  3. De 2015 a 2016 han sido asesinadas en el Estado de México 600 mujeres y menos del 40 por ciento de los casos fueron investigados como feminicidios, reveló el Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, tras el asesinato de la niña Valeria en un camión del transporte público de Nezahualcóyotl.
  4. Expertos de la UNAM y el Centro de Transporte Sustentable (CTS) Embarq México presentaron dos proyectos que ayudarían a mejorar la movilidad y reducir las emisiones contaminantes. Los académicos del Instituto de Investigaciones en Matemáticas Aplicadas de la UNAM desarrollaron algoritmos para mejorar la sincronización de semáforos y convertirlos en semáforos auto-organizantes.
  5. Organismos especializados en transparencia y rendición de cuentas como el IMCO, Transparencia Mexicana y la Coparmex buscan impulsar en los estados esquemas locales contra la corrupción, y proponen crear plataformas digitales que puedan cruzar bases de datos como los registros públicos de la propiedad, de comercio y de vehículos, para dar seguimiento a la situación patrimonial de los funcionarios y detectar posibles actos corruptos.

En los medios de comunicación, es común encontrar estadísticas y propuestas como las anteriores elaboradas por distintas organizaciones de la sociedad civil que se han especializado durante años en alguna materia específica. Sin embargo, difícilmente encontramos que dichas propuestas terminen convertidas en política pública por los distintos órdenes de Gobierno.

De acuerdo con Roger W. Cobb, una agenda política es “un conjunto de controversias políticas que serán percibidas en un momento dado dentro del espectro de preocupaciones legítimas del ámbito político”, sin embargo, yo agregaría que para complementar el concepto de Cobb, sería importante señalar la convergencia de la teoría de agenda settings, es decir, que de acuerdo a la atención que prestan los medios a determinados temas, estos pueden convertirse en más relevantes para los ciudadanos, o pasar desapercibidos.

Con mucha frecuencia es fácil percibir que muchos políticos (entiéndase desde regidores, legisladores locales, diputados federales o senadores) se consideran expertos en todos los temas, sólo por el hecho de ocupar un cargo de poder. Sin embargo, al revisar sus propuestas, estas carecen de información precisa y tienden a estar desconectadas de los problemas que afectan a sus representantes.

No se trata de inventar el agua tibia. Se trata de aprovechar el conocimiento y talento de las organizaciones que durante años han estudiado las distintas problemáticas de un tema o entorno en específico. Se trata de aprovechar y dar cauce al trabajo que realiza la sociedad civil y asociaciones a lo largo y ancho del país. Para dar algunos ejemplos, según el Directorio Nacional de Organizaciones de la Sociedad Civil de la Secretaría de Gobernación, sólo en San Luis Potosí existen 86 organizaciones; Baja California cuenta con 190; Sonora tiene registradas 176 y Chiapas 185, mientras que en casos como la Ciudad de México el número supera las 2 mil.

El maestro Daniel Eskibel –referencia obligada en psicología política–  recomienda a los políticos convertirse en el referente de un tema o causa, y para lograrlo, yo sostengo que es importante lograr el respaldo de las organizaciones civiles con prestigio y trayectoria en el ámbito de competencia del actor político, para lograr el consenso y respaldo de la ciudadanía.

Fuente: SDP noticias