The Napolitan Victory Awards referente de la consultoría política internacional

Por: Javier Sánchez Galicia

Los Napolitan Victory Awards se han convertido en un referente en el mundo de la consultoría política en Iberoamérica. Reconoce a las mejores prácticas de las campañas electorales, a los asesores, investigadores, docentes, nuevos valores y liderazgos de habla hispana en el mundo de la comunicación política. Ello contribuye a que paulatinamente se rompa el paradigma norteamericano de hacer campañas en América Latina y Europa.

Luego del fracaso que sufrieron varias costosas campañas políticas, inspiradas en el modelo americano, se han buscado nuevas formas enfrentar procesos electorales que se adapten mejor a la idiosincrasia latinoamericana. En la actualidad un grupo de actores e instituciones han contribuido a crear un híbrido en las técnicas para realizar campañas políticas profesionales. En principio se distinguen seis principales canales de difusión:

1. Los consultores políticos americanos. La saturación del mercado doméstico, la creciente competencia por ganar lucrativos contratos de consultoría en los Estados Unidos, así como un incremento en los cuadros ejecutivos de las empresas que ofrecen servicios integrales, son elementos que han contribuido a impulsar a los consultores profesionales a ofrecer sus servicios en mercados externos. Para una mejor adaptación en cada país han contratado a socios locales. Así, las elecciones presidenciales en América Latina, las parlamentarias en Israel, Sudáfrica y las contiendas en las democracias poscomunistas de Europa Central Oriental o también Rusia, se han convertido en mercados atractivos para los consultores americanos que buscan nuevos negocios en otros continentes.

2. Seminarios y entrenamiento para campañas. También han contribuido a abrir nuevos mercados en consultoría, los seminarios sobre campañas electorales y la publicación de revistas especializadas como Campaigns & Elections. En 1986, este informativo especializado organizó en América Latina el primer seminario de capacitación en campañas electorales. El éxito obtenido fue tan rotundo que el evento de tres días de duración debió ser repetido al año siguiente y así hasta la fecha. Estos seminarios no sólo contribuyen a la transferencia del know-how, también ofrecen a los expositores americanos una excelente oportunidad para establecer contactos comerciales con candidatos y dirigentes de partidos políticos. La Cumbre Mundial de Comunicación Política se ha convertido en un referente en el mercado latinoamericano de la consultoría política y cada año acuden nuevos cuadros para hacer networking.

3. Asistencia a la democracia impulsada por donantes. Estos programas son difundidos por organizaciones tales como el National Endowment for Democracy, la Fundación Soros o el Internacional Republican Institute, que contribuyen instrumentalmente a la proliferación de técnicas proselitistas americanas. En el marco de estos programas, consultores políticos de primera línea son enviados a Europa del Este, América Latina, Asia y África para familiarizar a los candidatos y dirigentes partidarios con los principios básicos de la gerencia política. En algunos casos se invierten enormes sumas de dinero en acciones de este tipo. Todos los años varios cientos de dirigentes de partidos y candidatos políticos de las democracias emergentes en Europa del Este, Asia y África peregrinan en el marco de estos programas a los Estados Unidos para observar allí el desarrollo de las campañas electorales.

4. Redes y Asociaciones. Principalmente la American Association of Political Consultants (AAPC), la Asociación Internacional de Consultores Políticos (IAPC) y plataformas regionales como la Asociación Latinoamericana de Consultores Políticos (ALACOP) la Associasao Brasileira dos Consultores Políticos (ABCOP), cumplen una función clave en la difusión del know-how en materia de campañas electorales. La Asociación Latinoamericana de Investigadores en Campañas Electorales (ALICE) organiza anualmente reuniones de discusión académica.

Estas redes brindan una plataforma para el intercambio de experiencias y el debate de las tendencias y novedades más recientes en las campañas electorales internacionales.

5. Programas académicos. Uno de los más importantes es el que ofrece la Graduate School of Political Management (GSPM) de la Universidad George Washington, de reconocida calidad académica, que atrae un creciente número de estudiantes internacionales. La Escuela de Graduados en Políticas Públicas del Tecnológico de Monterrey, por ejemplo, incluye en su maestría, una estancia en Washington para conocer las técnicas de cómo organizar campañas electorales. Para las personas interesadas en literatura especializada y manuales sobre cómo gerenciar una campaña, también se ofrecen una introspectiva informativa sobre la lógica de las campañas americanas.

España ha formado y exportado a América Latina un número importante de asesores egresados de Universidades como la Complutense, Autónoma de Barcelona, Santiago de Compostela, de Murcia y de Salamanca, entre las más importantes. En Ecuador, recientemente se abrió un programa académico, auspiciado por las Universidades Camilo José Cela (España) y la San Francisco de Quito, para formar consultores políticos. En Argentina, la Universidad Austral y la Católica, abrieron sus programas de maestría, respectivamente. Y el Centro Interamericano de Gerencia Política con sede en Miami ha hecho alianza con la Universidad Autónoma de Barcelona para ofrecer una master en marketing político, orientado principalmente al mercado latinoamericano.

6. Capacitación interna. Los partidos en América latina consideran a la comunicación política como una de las áreas indispensables en sus programas anuales de formación. El PRI de México, a través del ICADEP y con el apoyo del Instituto de Comunicación Política, capacitó alrededor de 50 mil militantes y simpatizantes entre 2013 y 2017, y graduó a 900 jóvenes líderes a través de tres generaciones de la Escuela Nacional de Cuadros. En Argentina el Partido Justicialista, a través del Instituto Gestar, hizo lo propio con la oferta de seminarios y publicaciones para dirigentes políticos. En Chile, el Instituto Libertad, centro de estudios del partido Socialista organizó seminarios, investigaciones y publicaciones. En Uruguay, Honduras y Ecuador se impulsaron programas de capacitación a partidos políticos través de la Fundación Manuel Giménez Abad y la Fundación española vinculada al Parlamento de Aragón arraigada en América Latina. El formato: charlas, seminarios y un programa académico de un mes de duración.

Fuente: Blog de Javier Sánchez Galicia